2017/10/11 16:13 KST

Article View Option

Las firmas surcoreanas tratan de verificar las maquinarias en el complejo de Kaesong

Los jefes de las firmas surcoreanas en el complejo industrial intercoreano suspendido se reúnen, el 11 de octubre de 2017, para solicitar la autorización del Gobierno para su visita a Corea del Norte.
Los jefes de las firmas surcoreanas en el complejo industrial intercoreano suspendido se reúnen, el 11 de octubre de 2017, para solicitar la autorización del Gobierno para su visita a Corea del Norte.

Seúl, 11 de octubre (Yonhap) -- Las firmas surcoreanas que fueron forzadas a abandonar sus fábricas en el complejo industrial intercoreano suspendido, situado en Corea del Norte, han dicho, este miércoles, que desean visitar sus propiedades para verificar si las instalaciones han sido operadas sin su consentimiento.

Los medios de comunicación propagandísticos de Corea del Norte indicaron, la semana pasada, que el país había reiniciado las operaciones del Complejo Industrial de Kaesong, situado en la ciudad norcoreana del mismo nombre, suspendidas en febrero del año pasado después de que el régimen comunista llevase a cabo una prueba nuclear y lanzamientos de misiles.

"Los activos invertidos en el Complejo Industrial de Kaesong son nuestros, por lo que Corea del Norte debe detener inmediatamente su uso sin nuestro consentimiento", dijo Shin Han-yong, jefe de la asociación de las firmas en el polígono industrial. "Los Gobiernos de Corea del Sur y Corea del Norte deben permitir a (los propietarios de) las firmas de Kaesong visitar el complejo para verificar si las fábricas están siendo operadas sin nuestro permiso y hacer posible el manejo y la preservación de nuestras maquinarias", añadió Shin.

El Ministerio de Unificación surcoreano dijo, el martes pasado, que, aunque se detectó algún movimiento de autobuses y farolas encendidas, no hay señales específicas de que la zona industrial esté realmente en operación.

El Gobierno surcoreano dijo que la reanudación unilateral del complejo por parte del Norte viola los derechos de propiedad de las fábricas. El ministerio señaló que el régimen comunista, aunque fabrique textiles, no puede exportarlos debido a las recientes sanciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU).

El ministerio añadió que revisará la solicitud de los empresarios para su visita a Kaesong basándose en diversos factores. Incluso si el Gobierno aprueba la solicitud, es incierto si Pyongyang también permitirá a los empresarios surcoreanos visitar el complejo industrial.

Shin dijo que reanudar las operaciones del polígono es su objetivo final, pero que solo han demandado su indemnización por los daños financieros ocasionados por la suspensión del complejo, teniendo en cuenta la intrincada cuestión del Gobierno.

La zona industrial, inaugurada en 2004, albergaba 124 compañías surcoreanas que empleaban a más de 54.000 trabajadores norcoreanos para producir bienes de trabajo intensivo, como ropa y utensilios variados.

paola@yna.co.kr

(FIN)