2017/10/12 14:20 KST

Article View Option

Las firmas surcoreanas piden la aprobación del Gobierno para visitar el complejo de Kaesong

El 12 de octubre del 2017, los empresarios surcoreanos que operaban fábricas en el Complejo Industrial de Kaesong, en Corea del Norte, solicitan el permiso del Gobierno para visitar el parque intercoreano a fin de revisar si Corea del Norte reanudó la operación de la zona sin su permiso.
El 12 de octubre del 2017, los empresarios surcoreanos que operaban fábricas en el Complejo Industrial de Kaesong, en Corea del Norte, solicitan el permiso del Gobierno para visitar el parque intercoreano a fin de revisar si Corea del Norte reanudó la operación de la zona sin su permiso.

Seúl, 12 de octubre (Yonhap) -- Las firmas surcoreanas que invirtieron en el parque industrial conjunto en Corea del Norte, actualmente suspendido, han pedido este jueves la aprobación del Gobierno de Seúl para que se les permita la visita al complejo intercoreano a fin de verificar sus fábricas.

La medida tiene lugar dado que Corea del Norte insinuó, la semana pasada, que reanudó la operación del Complejo Industrial de Kaesong sin el consentimiento de las firmas surcoreanas, que tuvieron que dejar tras de sí sus propiedades en el lado norcoreano debido al cierre del parque en 2016.

Según representantes de las firmas, un grupo de unos 40 empresarios espera visitar el complejo, que Seúl cerró en febrero del año pasado por los ensayos nucleares y de misiles de Corea del Norte.

No es seguro si el grupo podrá visitar la zona industrial, pero espera que, de lograrse, el paso pueda ayudar a mejorar las estancadas relaciones intercoreanas, dijo Shin Han-yong, jefe del comité de emergencia a cargo del cierre del complejo.

La perspectiva de su visita es sombría, ya que es poco probable que Corea del Norte permita su visita en medio de la tensión intensificada por los programas nucleares y de misiles de Pyongyang.

El Gobierno evaluará si aprobar la petición de las firmas después de valorar diversos factores, dijo un funcionario del Ministerio de Unificación de Seúl.

El ministerio dijo que no hay señales específicas que confirmen la reapertura de la zona industrial por parte de Corea del Norte, pero que se detectaron algunos movimientos de autobuses y farolas encendidas.

El Gobierno dijo que Corea del Norte no debería reanudar el complejo sin permiso, dado que las fábricas y la maquinaria pertenecen a las firmas surcoreanas.

Añadió que, si Corea del Norte reanuda las operaciones, violará los acuerdos intercoreanos de prohibir la nacionalización arbitraria de los bienes de las firmas de Seúl.

Asimismo, violaría las últimas sanciones de las Naciones Unidas, que restringen las exportaciones de textiles del Norte si el país comunista trata de exportarlos.

La zona industrial, abierta en 2004, albergaba 124 firmas surcoreanas que empleaban a más de 54.000 trabajadores norcoreanos para producir bienes de trabajo intensivo, como ropa y utensilios diversos.

En represalia contra el cierre del complejo por parte de Seúl, Corea del Norte expulsó a los surcoreanos restantes y anunció que congelaría y liquidaría todos sus activos.

Cualquier viaje de los surcoreanos a Corea del Norte requiere la aprobación gubernamental de Seúl, además del consentimiento norcoreano.

Ambos lados siguen técnicamente en guerra desde que la Guerra de Corea de 1950-53 acabó en un armisticio en lugar de con un tratado de paz.

jisooaw@yna.co.kr

(FIN)