2017/11/08 11:22 KST

Article View Option

Corea del Norte critica la visita de Trump a Corea del Sur

El presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in (dcha.), y su homólogo estadounidense, Donald Trump, celebran, el 7 de noviembre de 2017, una conferencia de prensa conjunta tras su tercera cumbre bilateral.
El presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in (dcha.), y su homólogo estadounidense, Donald Trump, celebran, el 7 de noviembre de 2017, una conferencia de prensa conjunta tras su tercera cumbre bilateral.

Seúl, 8 de noviembre (Yonhap) -- Corea del Norte ha condenado este miércoles la visita del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, a Corea del Sur, diciendo que la medida está agravando las tensiones en la península coreana, provocando el riesgo de una guerra nuclear.

Sin embargo, los medios de comunicación estatales del Norte todavían no han hecho comentarios oficiales sobre la cumbre entre el presidente surcoreano, Moon Jae-in, y Trump, organizada el día previo, en medio de las amenazas nucleares y de misiles del Norte.

"Trump ha volado a Corea del Sur ya que busca reforzar sus amenazas militares en nuestra contra y tiene la intención de encender la mecha de una guerra nuclear", publicó el principal diario norcoreano, el Rodong Sinmun.

El diario añadió que el problema es que Corea del Sur está siguiendo "ciegamente a Estados Unidos", cuya intención es planear una guerra nuclear.

Trump llegó a Seúl, el martes pasado, para realizar una visita de Estado de dos días de duración durante su primera gira por Asia.

Durante una conferencia de prensa conjunta, organizada el día previo, Trump suavizó mucho su tono hacia el Norte con respecto a su reciente rétorica provocativa, como la advertencia de "fuego y furia". Asimismo, el presidente estadounidense se burló del líder norcoreano, Kim Jong-un, llamándolo "pequeño hombre misil".

Trump dijo que "tiene sentido para Corea del Norte regresar a la mesa de diálogo y llegar a un acuerdo" que es bueno para los pueblos de Corea del Norte y del mundo.

Corea del Norte dijo que no pondrá sus armas nucleares sobre la mesa de negociaciones. Pyongyang está tratando de completar el desarrollo de sus misiles balísticos intercontinentales cargados con ojivas nucleares capaces de alcanzar el territorio continental estadounidense.

Las tensiones se elevaron en la península coreana en medio de la sexta prueba nuclear norcoreana, sus lanzamientos de misiles y los intercambios de retórica bélica entre Trump y Kim.

El Norte no realizó ninguna provocación durante los últimos 50 días, desde que lanzó un misil con dirección este a mediados de septiembre.

paola@yna.co.kr

(FIN)