2017/11/17 14:04 KST

Article View Option

Los enviados nucleares de Corea del Sur y EE. UU. dialogarán sobre la desnuclearización de Corea del Norte

El representante especial de Corea del Sur para los asuntos de paz y seguridad de la península coreana, Lee Do-hoon (dcha.), y su homólogo estadounidense, Joseph Yun
El representante especial de Corea del Sur para los asuntos de paz y seguridad de la península coreana, Lee Do-hoon (dcha.), y su homólogo estadounidense, Joseph Yun

Jeju, Corea del Sur, 17 de noviembre (Yonhap) -- Los jefes negociadores nucleares de Corea del Sur y Estados Unidos se han reunido, este viernes, para dialogar sobre la cooperación para forzar a Corea del Norte a abandonar su programa nuclear.

Lee Do-hoon, representante especial de Corea del Sur para los asuntos de paz y seguridad de la península coreana, mantendrá diálogos con su homólogo estadounidense, Joseph Yun, en la isla vacacional de Jeju, en el sur del país. La última reunión mantenida entre ambos fue a mediados de octubre en Seúl.

Se estima que los dos intercambien sus opiniones sobre las recientes condiciones de seguridad en la península coreana y su planteamiento coordinado para la desnuclearización del Norte, que busca desafiantemente poseer armas nucleares.

En particular, se estima que Yun aproveche la reunión como una oportunidad para compartir la política de Washington sobre Corea del Norte, tras la gira del presidente estadounidense, Donald Trump, de 12 días de duración, por Asia, cuyas escalas incluyeron Corea del Sur y China.

Durante el comienzo de la reunión, Yun dijo que tienen mucho trabajo para asegurarse de la forma en la que abordar las cuestiones de seguridad regional, y en particular sobre el Norte, y de cómo podrán ayudar a reducir las tensiones y realizar algunos progresos.

La reunión tiene lugar en medio de un paréntesis de casi dos meses desde que el Norte llevó a cabo su última provocación, y de las expectativas precavidas de que Washington podría estar tratando de establecer un contacto directo con Pyongyang. El Norte no ha llevado a cabo ningún acto provocativo desde el 15 de septiembre, cuando disparó un misil con dirección al este.

Presuntamente, Yun dijo, en una reunión reciente, que si Corea del Norte suspende sus pruebas nucleares y de misiles durante unos 60 días, sería la señal que Estados Unidos necesita para reanudar el diálogo directo con el Norte.

Tras su llegada el martes pasado a Corea del Sur, Yun dijo a los periodistas que desconoce el motivo por el que el Norte detuvo sus provocaciones, pero instó a Pyongyang a mantenerse "libre de provocaciones" por un tiempo, añadiendo que sería un "buen comienzo".

China anunció, el miércoles pasado, el plan de despachar a su enviado especial al Norte a fin de informar sobre los resultados del 19º congreso del partido chino, celebrado en octubre, en una medida sorpresiva, debido a sus tensas relaciones con el país vecino por sus pruebas nucleares y de misiles. Song Tao, jefe del departamento internacional del Comité Central del Partido Comunista de China, visitará Pyongyang este viernes.

Tras la reunión bilateral, Lee y Yun participarán en una conferencia de la ONU sobre el desarme y la no proliferación de armas, que está teniendo lugar en la isla surcoreana.

paola@yna.co.kr

(FIN)