2017/11/17 16:32 KST

Article View Option

(AMPLIACIÓN)- Los enviados nucleares de Corea del Sur y EE. UU. prometen la resolución pacífica de la cuestión norcoreana y buscan sanciones y presión

El representante especial de Corea del Sur para los asuntos de paz y seguridad de la península coreana, Lee Do-hoon (dcha.), y su homólogo estadounidense, Joseph Yun
El representante especial de Corea del Sur para los asuntos de paz y seguridad de la península coreana, Lee Do-hoon (dcha.), y su homólogo estadounidense, Joseph Yun

Jeju, Corea del Sur, 17 de noviembre (Yonhap) -- Los jefes negociadores nucleares de Corea del Sur y Estados Unidos han reafirmado, este viernes, que ambas partes buscan una forma "pacífica" de resolver el estancamiento nuclear norcoreano y prometieron mantener su campaña conjunta de presión, a fin de llevar nuevamente a Pyongyang a la mesa de diálogo para su desnuclearización.

La reafirmación tuvo lugar después de que Lee Do-hoon, representante especial de Corea del Sur para los asuntos de paz y seguridad de la península coreana, y su homólogo estadounidense, Joseph Yun, se reuniesen en la isla vacacional de Jeju, en el sur del país, para dialogar sobre su planteamiento coordinado hacia las amenazas nucleares y de misiles norcoreanas.

"No hay duda de que ambos presidentes (de Corea del Sur y EE. UU.) desean encontrar una forma pacífica para resolver la cuestión nuclear norcoreana, por lo que dialogamos y acordamos que la campaña de presión debe ser un elemento clave", dijo Yun a los periodistas después de acabar la reunión, que duró más de una hora.

La reunión tuvo lugar después de la cumbre entre el presidente surcoreano, Moon Jae-in, y su homólogo estadounidense, Donald Trump, realizada la semana pasada en Seúl.

Yun dijo que la política conjunta entre Seúl y Washington contra Pyongyang tiene por fin lograr su desnuclearización y obtener el apoyo mundial para presionar al régimen comunista a fin de que se comprometa a un diálogo "significativo" y "creíble".

El enviado estadounidense dijo que han cooperado con países como China, Rusia, Japón e, incluso, la Unión Europea (UE) para presionar a Corea del Norte a mantener con ellos un diálogo significativo y creíble, al objeto de que puedan tomar pasos hacia su desnuclearización. Yun añadió que están totalmente de acuerdo con dicha postura y que este viernes han reafirmado dicho objetivo.

Ante la pregunta sobre la visita de este viernes de Song Tao, jefe del departamento internacional del Comité Central del Partido Comunista de China y enviado especial del presidente chino, Xi Jinping, a Corea del Norte, Yun dijo que China tiene, por supuesto, un gran papel que jugar en las cuestiones de seguridad del Nordeste Asiático y expresó su deseo de que la visita ayude al avance del objetivo para alcanzar la desnuclearización.

Lee, por su parte, también destacó la importancia del hecho de que China despache a su enviado especial a Pyongyang, teniendo en cuenta la situación actual, y añadió que Corea del Sur está observando de cerca los resultados de la visita. Según el funcionario, mantendrá otra reunión con su homólogo estadounidense, lo antes posible, para analizar conjuntamente los resultados de la visita.

Ambos funcionarios parecieron no dar mucho significado al paréntesis de casi dos meses desde que el Norte llevó a cabo su última provocación, diciendo que no han podido confirmar la verdadera intención de Pyongyang.

Yun dijo que espera que las provocaciones norcoreanas se detengan por completo, pero que no han mantenido comunicación con el Norte, por lo que no puede interpretarlo de forma positiva ni negativa.

Tras su llegada, el martes pasado, a Corea del Sur, Yun dijo a los periodistas que desconoce el motivo por el que el Norte detuvo sus provocaciones, pero instó a Pyongyang a mantenerse "libre de provocaciones" por un tiempo, añadiendo que sería un "buen comienzo". El Norte no ha llevado a cabo ningún acto provocativo desde el 15 de septiembre, cuando disparó un misil con dirección al este.

China anunció, el miércoles pasado, el plan de despachar a su enviado especial, Song Tao, al Norte a fin de informar sobre los resultados del 19º congreso del partido chino, celebrado en octubre, en una medida sorpresiva, debido a sus tensas relaciones con el país vecino por sus pruebas nucleares y de misiles. El enviado ha partido hacia Pyongyang este viernes.

La Cancillería surcoreana dijo, posteriormente, en un comunicado de prensa, que Lee y Yun acordaron mantener otra reunión "lo antes posible" para discutir detalladamente las medidas de seguimiento en base a los diálogos mantenidos en esta ocasión.

La Cancillería añadió que el vice enviado nuclear, Jeong Yeon-doo, también se reunió, el jueves pasado, con su homólogo japonés al margen de un foro celebrado en Seúl, en donde dialogaron sobre los esfuerzos para la desnuclearización norcoreana.

paola@yna.co.kr

(FIN)