2017/11/21 08:41 KST

Article View Option

El enviado especial de China para Corea del Norte regresa a Pekín

El fotomontaje muestra al enviado especial de China ante Corea del Norte, Song Tao (izda.) y al líder norcoreano, Kim Jong-un
El fotomontaje muestra al enviado especial de China ante Corea del Norte, Song Tao (izda.) y al líder norcoreano, Kim Jong-un

Seúl, 21 de noviembre (Yonhap) -- El enviado especial de China ante Corea del Norte, Song Tao, ha regresado a Pekín, el lunes pasado, tras concluir su visita de cuatro días, aunque aún no se ha dado a conocer si se reunió con el líder norcoreano, Kim Jong-un.

Song, jefe del Departamento de Enlace Internacional del Partido Comunista de China, partió a Corea del Norte el viernes pasado. El presidente chino, Xi Jinping, envió a Tao como su enviado especial para informar a Pyongyang del resultado del congreso reciente del partido.

La agencia de noticias estatal de China, Xinhua, anunció que el enviado intercambió "opiniones sobre el asunto de la península coreana" con funcionarios norcoreanos durante su visita.

El embajador norcoreano ante China, Ji Jae-ryong, recibió al enviado a su llegada al Aeropuerto Internacional de Pekín-Capital.

Aún no se ha confirmado si Song se reunió con el líder norcoreano. El viaje de Song al Norte ha sido observado de cerca por la comunidad internacional en busca de cualquier signo de un posible avance en el asunto nuclear norcoreano, estancado desde hace mucho tiempo.

Song se reunió, el viernes pasado, con Choe Ryong-hae, vicepresidente del gobernante Partido de los Trabajadores de Corea del Norte, y, al día siguiente, celebró conversaciones con Ri Su-yong, vicepresidente del buró político del Comité Central del WPK encargado de los asuntos internacionales. En ambas reuniones se intercambiaron los puntos de vista sobre la situación en la península coreana y en la región y sobre las relaciones bilaterales, según informó la Agencia Central de Noticias de Corea del Norte (KCNA, según sus siglas en inglés).

El domingo pasado, Song y su delegación presentaron sus respetos en el Palacio del Sol de Kumsusan, en donde Song visitó también las salas de exposiciones que contienen las medallas y vehículos utilizados por los antiguos líderes, Kim Il-sung y Kim Jong-il -el abuelo y el padre, respectivamente, del líder actual, Kim Jong-un-, y dejó un mensaje en el libro de visitas en el que expresó su "sincera añoranza por los camaradas Kim Il-sung y Kim Jong-il, quienes fueron grandes líderes del pueblo coreano y compañeros amistosos de China".

Ese mismo día el enviado especial, acompañado por el embajador chino ante Corea del Norte, también depositó flores en una torre de la capital norcoreana, que simboliza la amistad entre los dos países. Posteriormente, Song viajó a la comarca de Hoechang, al oeste de Pyongyang, para visitar el antiguo cuartel general del Ejército chino durante la Guerra de Corea de 1950-53.

El Ministerio de Unificación surcoreano dijo, el lunes, que ese mismo día por la mañana todavía no se había dado a conocer si el enviado chino se había reunido con Kim Jong-un.

El portavoz del ministerio, Baik Tae-hyun, señaló, en una sesión informativa regular, que aún no se ha reportado o confirmado si el enviado especial Song dialogó con el líder norcoreano o si le entregó una carta manuscrita de Xi, y añadió que el ministerio continuará siguiendo de cerca el acontecimiento.

La KCNA también hizo un informe breve sobre el regreso de Song a Pekín el lunes, sin dar a conocer más detalles.

felicidades@yna.co.kr

(FIN)