2017/11/22 10:50 KST

Article View Option

(AMPLIACIÓN)- EE. UU. implementa nuevas sanciones contra entidades chinas y norcoreanas

Washington, 21 de noviembre (Yonhap) -- Estados Unidos ha anunciado, el martes (hora local), nuevas sanciones contra las entidades y buques chinos y norcoreanos que presuntamente ayudan al programa de armas nucleares de Pyongyang.

Las designaciones tuvieron lugar un día después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, volviera a enlistar a Corea del Norte como un Estado patrocinador del terrorismo para elevar la presión contra el régimen a fin de que abandone su desarrollo de armas.

El Tesoro dijo que sancionará a un individuo chino, 13 entidades en China y Corea del Norte y 20 barcos poseídos por firmas navieras norcoreanas, que tendrán prohibido el acceso al sistema financiero de EE. UU.

El secretario del Tesoro de EE. UU., Steven Mnuchin, dijo, en un comunicado, que con la continua amenaza de Corea del Norte a la paz y seguridad internacionales, EE. UU. es firme en su determinación de maximizar la presión económica para aislar al país comunista de las fuentes exteriores de comercio e ingresos, además de exponer sus tácticas evasivas.

Las entidades sujetas a las sanciones incluyen tres sociedades mercantiles con sede en Dandong, en el nordeste de China, acusadas de exportar unos 650 millones de dólares en productos al Norte e importar otros 100 millones entre enero del 2013 y agosto del 2017.

Una cuarta compañía con sede en Dandong, Dandong Dongyuan Industrial, exportó, presuntamente, más de 28 millones de dólares en productos a Corea del Norte durante diversos años y trabajó con compañías fantasma para organizaciones norcoreanas relacionadas con las armas de destrucción masiva, según el Tesoro. El propietario de Dongyuan, Sun Sidong, ha sido también enlistado.

Mnuchin dijo que EE. UU. está sancionando a las firmas navieras y de transporte, además de a sus barcos, por facilitar el comercio y las maniobras engañosas de Corea del Norte.

El comunicado hizo hincapié en que Corea del Norte tiene prohibido, bajo una resolución del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, utilizar prácticas navieras "engañosas", como transferencias de buque a buque.

Una compañía norcoreana fue designada por su presunto papel en la exportación de mano de obra para generar ingresos para el régimen.

Dos entidades gubernamentales, el Buró de Administración Marítima y el Ministerio de Tierra y Transporte Marítimo, fueron incluidas también en la lista.

Trump dijo, un día antes, que Corea del Norte estará bajo el "mayor nivel" de sanciones una vez que sean anunciadas durante dos semanas.

El secretario de Estado, Rex Tillerson, dijo también a los reporteros que el aumento de las sanciones está empezando a generar efecto en el país empobrecido, en el que se están formando largas colas en las gasolineras.

El Consejo de Seguridad de la ONU (CSNU) aprobó, por unanimidad, nuevas sanciones tras los ensayos norcoreanos de un misil de largo alcance en julio y el sexto ensayo nuclear en septiembre, para poner límites a sus exportaciones de petróleo y productos relacionados.

Mientras que los críticos expresan escepticismo sobre que cualquier volumen de sanciones fuerce a Pyongyang a desnuclearizarse, muchos funcionarios y expertos coinciden en que tal presión económica es la única solución al enfrentamiento casi de guerra.

Heather Nauert, portavoz del Departamento de Estado, dijo, el martes, que hace un mes y medio, un mínimo de 20 países del mundo hicieron cosas diferentes con la campaña de máxima presión.

Dijo que aquello excluiría a los países que están involucrados en las resoluciones y diversas sanciones del CSNU, tratándose solo de los países con los que EE. UU. ha mantenido conversaciones independientes en las que les demandó reducir en su territorio el número de trabajadores norcoreanos y el espacio de su embajada, y echar a los trabajadores norcoreanos del país.

El Ministerio de Asuntos Exteriores de Corea del Sur dijo que considera que el último paso de EE. UU. fue una "reafirmación" del compromiso de Washington para cooperar con la comunidad internacional a fin de encaminar a Corea del Norte hacia la desnuclearización mediante unas sanciones y presión fuertes.

El ministerio dijo también que Corea del Sur y EE. UU. mantendrán una estrecha cooperación y coordinación, a todos los niveles posibles, para alcanzar su objetivo conjunto de resolver "pacíficamente" el problema nuclear norcoreano.

jisooaw@yna.co.kr

(FIN)