2017/11/29 09:49 KST

Article View Option

(2ª AMPLIACIÓN)- Moon condena fuertemente el último lanzamiento de un misil norcoreano como una provocación 'imprudente'

El presidente surcoreano, Moon Jae-in, preside una reunión de emergencia del Consejo de Seguridad Nacional por el último lanzamiento de un misil balístico de Corea del Norte, celebrada, el 29 de noviembre de 2017, en la oficina presidencial, Cheong Wa Dae, en Seúl.
El presidente surcoreano, Moon Jae-in, preside una reunión de emergencia del Consejo de Seguridad Nacional por el último lanzamiento de un misil balístico de Corea del Norte, celebrada, el 29 de noviembre de 2017, en la oficina presidencial, Cheong Wa Dae, en Seúl.

Seúl, 29 de noviembre (Yonhap) -- El presidente surcoreano, Moon Jae-in, ha condenado enérgicamente, este miércoles, el último lanzamiento de un misil balístico de Corea del Norte, prometiendo tomar las medidas más fuertes posibles.

"Condeno fuertemente a Corea del Norte por llevar a cabo tales provocaciones imprudentes", dijo Moon en una reunión de emergencia del Consejo de Seguridad Nacional, celebrada unas horas después de que el régimen comunista disparase lo que parece ser un misil balístico intercontinental.

Corea del Norte debe abandonar inmediatamente su actividad temeraria que conducirá a su aislamiento y colapso, y acudir a la mesa de diálogo, subrayó el mandatario surcoreano, añadiendo que el Gobierno no tolerará las provocaciones norcoreanas.

La reciente provocación de misiles supuso la primera de su tipo en 75 días y la 11ª desde que Moon asumió el poder en mayo de 2017.

El presidente dijo que, hasta ahora, el Gobierno surcoreano ha enfatizado, reiteradamente, que proporcionará un futuro más prometedor si Corea del Norte detiene sus provocaciones y regresa a la mesa de diálogo. Sin embargo, pese a los sinceros esfuerzos y peticiones surcoreanas, Corea del Norte llevó a cabo este miércoles otro lanzamiento de un misil, añadió. Asimismo, dijo que este es un acto que no solo eleva las tensiones en la península coreana sino que también amenaza la paz y seguridad mundiales.

Moon dijo que Corea del Sur continuará intensificando sus capacidades de defensa, insistiendo en que el país comunista no deja más opción que abrumar al Norte con puro poder.

Según el líder surcoreano, Seúl continuará formulando medidas fuertes y prácticas junto con la comunidad internacional. Asimismo, el país reforzará aún más sus capacidades para eliminar de inmediato las amenazas en caso de una provocación armada y proteger a Corea del Sur de las amenazas de misiles nucleares norcoreanas mediante un poder abrumador.

El presidente también ordenó al Ejército que mantenga una postura de defensa completa, a fin de prevenir o tomar represalias contra las provocaciones norcoreanas.

Moon recomendó fuertemente a Pyongyang que suspenda sus provocaciones militares, señalando que podrían hacer que Estados Unidos crea que es necesario realizar un ataque preventivo.

El presidente dijo que si el Norte completa el desarrollo de un misil balístico intercontinental, la situación podría deteriorarse más allá de lo reparable, según informó el jefe secretario presidencial de prensa, Yoon Young-chan. Se debe evitar la posibilidad de que Corea del Norte calcule mal la situación y amenace al Sur con armas nucleares, o que Estados Unidos considere un ataque preventivo, añadió.

paola@yna.co.kr

(FIN)