2018/01/03 15:30 KST

Article View Option

Thae Yong-ho: La propuesta del líder norcoreano es considerada como una medida para debilitar las sanciones internacionales

Thae Yong-ho, un exdiplomático norcoreano de alto rango que desertó a Corea del Sur, habla durante una entrevista, concedida el 2 de enero de 2018, a la Agencia de Noticias Yonhap.
Thae Yong-ho, un exdiplomático norcoreano de alto rango que desertó a Corea del Sur, habla durante una entrevista, concedida el 2 de enero de 2018, a la Agencia de Noticias Yonhap.

Seúl, 3 de enero (Yonhap) -- El líder norcoreano, Kim Jong-un, parece estar tratando de debilitar la coordinación entre Corea del Sur, Estados Unidos y China en la implementación de sanciones contra Pyongyang durante su mensaje de Año Nuevo, ha dicho, este miércoles, Thae Yong-ho, un exdiplomático norcoreano de alto rango que desertó a Corea del Sur.

Thae señaló que parece que Kim está tratando de utilizar la posible participación del régimen comunista en los próximos Juegos Olímpicos de Invierno de PyeongChang 2018 como una herramienta para alcanzar este objetivo.

"Kim parece tener la intención de conmocionar al Sur, Estados Unidos y China, los principales países para resolver la cuestión nuclear de Corea del Norte, a fin de debilitar su coordinación en las sanciones sobre el Norte", dijo Thae en una entrevista con la Agencia de Noticias Yonhap.

El desertor norcoreano dijo que el discurso de Kim puede ser resumido en tres puntos: la oferta de una propuesta a Seúl, el planteamiento de una amenaza nuclear contra Washington y la aceptación de la propuesta de "doble suspensión" de Pekín.

Thae desertó a Corea del Sur en 2016, cuando fungía como segundo al mando en la Embajada de Corea del Norte ante el Reino Unido. El exdiplomático se ha convertido en uno de los funcionarios norcoreanos de más alto rango en desertar a Seúl.

Kim dijo, el día de Año Nuevo, que su país está dispuesto a enviar una delegación a los juegos olímpicos que se celebrarán del 9 al 25 de febrero en el Sur y que está abierto al diálogo con Seúl sobre el tema.

Pero advirtió a Estados Unidos que hay un "botón nuclear" sobre su escritorio, diciendo que su fuerza nuclear es una realidad y no una amenaza.

El discurso tuvo lugar mientras la comunidad internacional está presionando al Norte por su desafiante desarrollo de los programas nucleares y de misiles.

Thae consideró el llamamiento de Kim a los esfuerzos intercoreanos para calmar las tensiones como un mensaje dirigido a China.

Añadió que, por primera vez, Pyongyang aceptó que también tiene responsabilidad en el aumento de las tensiones en la península. La medida, según el diplomático, puede ser tomada como que el Norte aceptó la oferta de China de doble suspensión -de las pruebas nucleares y de misiles de Corea del Norte y los simulacros militares entre Seúl y Washington-.

Como el Sur y Estados Unidos rechazaron la propuesta de Pekín, Kim busca, aparentemente, crear una fisura entre los tres países sobre sus medidas para endurecer aún más las sanciones contra el Norte, agregó Thae.

El exdiplomático señaló que es probable que Corea del Norte exija a China organizar una reunión con Estados Unidos, dado que podría insistir en que aceptó la oferta de Pekín.

En cuanto a las olimpiadas invernales, Thae dijo que Kim podría enviar a un equipo de artistas y de canto para dar la impresión de que Pyongyang quiere celebrar la organización surcoreana de los juegos olímpicos.

El desertor considera que la posibilidad de que Kim Yo-jong, la hermana menor del líder, lidere la delegación norcoreana para los juegos, es baja.

Thae dijo que es casi seguro que la delegación del Norte vendrá al Sur dado que el mensaje de Kim es una orden que se debe obedecer, pero es difícil predecir quién vendrá. Según el exdiplomático, para Kim Jong-un sería un riesgo enviar a su familiar a Corea del Sur.

paola@yna.co.kr

(FIN)