2018/01/10 23:02 KST

Article View Option

(AMPLIACIÓN)- Las dos Coreas mantendrán diálogos militares para aliviar la tensión fronteriza

El ministro de Unificación, Cho Myoung-gyon (dcha.), y su homólogo norcoreano, Ri Son-gwon, presidente del Comité para la Reunificación Pacífica de la Patria, se estrechan la mano, el 9 de enero del 2018, tras intercambiar un comunicado de prensa conjunto de la reunión bilateral, en la aldea fronteriza compartida de Panmunjom. (Foto del cuerpo de prensa)
El ministro de Unificación, Cho Myoung-gyon (dcha.), y su homólogo norcoreano, Ri Son-gwon, presidente del Comité para la Reunificación Pacífica de la Patria, se estrechan la mano, el 9 de enero del 2018, tras intercambiar un comunicado de prensa conjunto de la reunión bilateral, en la aldea fronteriza compartida de Panmunjom. (Foto del cuerpo de prensa)

Seúl, 10 de enero (Yonhap) -- Funcionarios de Defensa de Corea del Sur han dicho, este miércoles, que los próximos diálogos militares intercoreanos se centrarán en las medidas necesarias para la participación del Norte en los Juegos Olímpicos de Invierno de PyeongChang del mes que viene.

Durante una reunión de alto nivel el martes, el Norte se ofreció a enviar una delegación a los juegos cuatrienales organizados por el Sur. Los dos países también acordaron celebrar los que serán sus primeras conversaciones militares en más de tres años.

"Por ahora, el enfoque de los diálogos (militares) esta vez es la organización pacífica y exitosa de las olimpiadas", dijo un alto funcionario del Ministerio de Defensa, añadiendo que manejarán los temas de la agenda paso a paso, empezando por la cuestión más sencilla.

Sus comentarios sugieren que el Sur se concentrará en discutir las medidas necesarias para el viaje transfronterizo temporal de la delegación del Norte, que se espera que esté compuesta por cientos de atletas, equipos de animadores, de taekwondo y de prensa.

El Ministerio de Defensa de Corea del Sur tiene previsto proponer una fecha y lugar para la reunión acordada, a finales de esta semana o la próxima semana, a través de la línea directa militar intercoreana restaurada.

Un oficial militar surcoreano se comunica con su homólogo norcoreano a través de la línea directa. (Foto de archivo)
Un oficial militar surcoreano se comunica con su homólogo norcoreano a través de la línea directa. (Foto de archivo)

El paso es un seguimiento al acuerdo alcanzado en sus diálogos de alto nivel, mantenidos un día antes, sobre la participación del Norte en las próximas Olimpiadas Invernales de PyeongChang.

Pero no se sabe con certeza si los dos lados lograrán un acuerdo significativo para reducir las tensiones fronterizas, alzadas por las provocaciones del régimen de Kim Jong-un y la falta de diálogos bilaterales durante años.

El Norte informó al Sur, el martes pasado, que reconectó el canal de comunicación del Ejército en el "distrito occidental", que Pyongyang cortó a principos del 2016 en protesta contra la decisión de Seúl de suspender el complejo industrial conjunto en Kaesong.

Las dos Coreas celebraron sus útlimos diálogos militares en octubre del 2014, en la aldea de la tregua de Panmunjom, en los que el lado surcoreano estuvo representado por Ryu Je-seung, viceministro de Defensa Nacional por aquel entonces, y la parte norcoreana por el general de cuatro estrellas Kim Yong-chol, director del Buró General de Reconocimiento.

El nivel de los jefes de las delegaciones en la nueva ronda de diálogos está sujeto a consultas, en medio de la opinión de que probablemente comenzarán con negociaciones a nivel de trabajo centradas en los procedimientos y otros detalles relacionados con el plan del vecino comunista de enviar a PyeongChang atletas, un equipo de representación de taekwondo, un grupo de animadoras y reporteros.

La ciudad oriental surcoreana está situada a unos 80 kilómetros al sur de la Zona Desmilitarizada (DMZ, según sus siglas en inglés).

Un funcionario comentó que, como es probable que una delegación norcoreana visite el país a través de la Línea de Demarcación Militar (MDL), el tema de las discusiones principales son los procesos del paso de la frontera y medidas que garanticen la seguridad.

No se espera que haya grandes problemas en alcanzar un acuerdo al respecto, dado que el Norte desea participar en los juegos olímpicos, que serán celebrados durante dos semanas a partir del 9 de febrero, añadió.

El Sur también tiene previsto sacar el tema del alivio de las tensiones a lo largo de la frontera fuertemente fortificada.

La Administración liberal de Moon Jae-in ha indicado su objetivo de detener "todo acto de hostilidad" cerca de la MDL, incluidas las campañas propagandísticas a través de altavoces.

Los funcionarios norcoreanos son aparentemente sensibles a las emisiones transfronterizas y la propagación de los panfletos críticos con su régimen.

El tema podría ser abordado en los diálogos militares a nivel de trabajo, si se sostienen, pero las dos Coreas necesitarían conversaciones a nivel de general para tratar el tema en detalle, dijo otro funcionario.

Un posible obstáculo del acuerdo es el llamamiento persistente del Norte de detener las maniobras de defensa conjuntas regulares entre Corea del Sur y EE. UU.

Los dos lados decidieron celebrar las maniobras Key Resolve y Foal Eagle de este año después de que terminen las Olimpiadas y Paralimpiadas de PyeongChang a mediados de marzo, para no antagonizar al Norte.

adrian@yna.co.kr

(FIN)