2018/01/11 22:20 KST

Article View Option

Corea del Norte teme una guerra contra Estados Unidos

En la fotografía de archivo, tomada el 6 de diciembre del 2017, un bombardero B-1B Lancer y 2 cazas de sigilo F-35A y F-35B de EE. UU., además de dos cazas de sigilo F-22 Raptor y dos cazas F-16 y F-15K surcoreanos, vuelan juntos sobre el cielo de la península coreana durante las maniobras conjuntas "Vigilant Ace" de las Fuerzas Aéreas de Corea del Sur y Estados Unidos. (Foto proporcionada por la Fuerza Aérea surcoreana)
En la fotografía de archivo, tomada el 6 de diciembre del 2017, un bombardero B-1B Lancer y 2 cazas de sigilo F-35A y F-35B de EE. UU., además de dos cazas de sigilo F-22 Raptor y dos cazas F-16 y F-15K surcoreanos, vuelan juntos sobre el cielo de la península coreana durante las maniobras conjuntas "Vigilant Ace" de las Fuerzas Aéreas de Corea del Sur y Estados Unidos. (Foto proporcionada por la Fuerza Aérea surcoreana)

Seúl, 11 de enero (Yonhap) -- Los diplomáticos de Corea del Norte son extremadamente serios sobre la posibilidad de una guerra entre el Norte y Estados Unidos, señalando que EE. UU. ya se ha preparado para ello desde hace meses, ha dicho, el miércoles pasado, un experto ruso.

En una historia publicada en la página web de análisis sobre Corea del Norte 38 North, Alexander Vorontsov, jefe del Instituto de Estudios Orientales de la Academia de Ciencias de Rusia, transmitió el ambiente inestable en el país comunista basándose en su viaje a Pyongyang de mediados de noviembre, que duró varios días, y sus conversaciones con los funcionarios del Ministerio de Asuntos Exteriores ruso.

"Solo queda una pregunta: ¿Cuándo estallará la guerra?", citó Vorontsov a los funcionarios norcoreanos, que, al parecer, añadieron que los soldados norcoreanos llevan mucho tiempo durmiendo sin quitarse las botas.

El experto dijo que los diplomáticos señalaron que los nuevos activos aparecidos en los ejercicios militares conjuntos entre Corea del Sur y EE. UU. de los últimos meses han suscitado una creciente preocupación de que "la hora cero" no está muy lejos, refiriéndose, en particular, al ejercicio aéreo Vigilant Ace, que involucró a 230 aviones, incluidos una gran cantidad de varios tipos de aviones furtivos.

Los norcoreanos también expresaron su sorpresa por la opinión popular en Corea del Sur de que el presidente de EE. UU., Donald Trump, nunca iniciaría una guerra en la península coreana y que la tensión, la atmósfera de crisis y la retórica beligerante son meras posturas políticas, según Vorontsov.

El experto añadió que los norcoreanos reafirmaron el compromiso de su país de lograr la igualdad nuclear con EE. UU., insistiendo en que lo hacen para preservar la supervivencia de su país.

adrian@yna.co.kr

(FIN)