2018/02/11 21:43 KST

Article View Option

(2ª AMPLIACIÓN)- El PM insta a que las dos Coreas trabajen juntas para crear las condiciones precisas para la cumbre intercoreana

El primer ministro, Lee Nak-yon (dcha.), estrecha la mano de Kim Yo-jong, la hermana menor del líder norcoreano, Kim Jong-un, durante una reunión de almuerzo celebrada, el 11 de febrero de 2018, en Seúl.
El primer ministro, Lee Nak-yon (dcha.), estrecha la mano de Kim Yo-jong, la hermana menor del líder norcoreano, Kim Jong-un, durante una reunión de almuerzo celebrada, el 11 de febrero de 2018, en Seúl.

Seúl, 11 de febrero (Yonhap) -- El primer ministro, Lee Nak-yon, ha dicho, este domingo, que Corea del Sur y Corea del Norte deberían trabajar juntas de forma activa para crear las condiciones adecuadas para que tenga lugar una cumbre entre el presidente surcoreano, Moon Jae-in, y el líder norcoreano, Kim Jong-un.

El comentario del primer ministro tuvo lugar durante un almuerzo de trabajo mantenido con la delegación norcoreana de alto nivel, que incluye a la enviada especial del líder -su hermana menor Kim Yo-jong - y al jefe ceremonial del país comunista, Kim Yong-nam, en referencia a la invitación del líder norcoreano al presidente Moon Jae-in para que visite Pyongyang.

La invitación fue efectuada el sábado pasado, cuando la delegación norcoreana realizó una visita al presidente. Moon dijo, como respuesta, que espera que se creen las condiciones adecuadas para que la visita pueda realizarse.

Se considera que la respuesta hace referencia a que debe haber primero progresos en los esfuerzos para resolver el estancamiento nuclear del Norte, tales como conversaciones entre Pyongyang y Washington, antes de que tenga lugar una tercera cumbre intercoreana.

Durante la reunión del sábado, Moon también instó al Norte a dar un paso adelante para dialogar con EE. UU.

Lee dijo, citando las palabras de Moon, que el presidente recibió una invitación personal de Kim Jong-un para visitar el Norte, a través de una carta entregada por su hermana, Kim Yo-jong, y que el mandatario surcoreano dijo que espera que se creen las condiciones correctas de modo que los líderes del Sur y del Norte celebren una reunión. Moon dijo también que ambas Coreas deben realizar esfuerzos activos para crear las buenas condiciones y que espera que la comunidad internacional también proporcione su apoyo.

El primer ministro dijo que los diálogos intercoreanos deberían continuar tras las olimpiadas.

El jefe de Estado ceremonial norcoreano respondió a los comentarios del primer ministro diciendo que está seguro de que "la relación de las dos Coreas mejorará en el futuro, y la fecha de la reunificación se adelantará", según un comunicado desvelado por la oficina del primer ministro.

Kim propuso cordialmente "un brindis con la esperanza de realizar esfuerzos concertados para adelantar la fecha de la reunificación".

El almuerzo de este domingo tuvo lugar a puerta cerrada, en el hotel Walker Hill, en el este de Seúl. La delegación del Norte llegó el viernes pasado a Corea del Sur para asistir a las Olimpiadas Invernales de PyeongChang 2018 y tiene previsto regresar al Norte este domingo.

Mientras tanto, Im Jong-seok, jefe del personal presidencial, también organizó una cena para Kim Yo-jong y la delegación norcoreana justo antes de asistir al concierto de la troupe artística del Norte en Seúl.

Im, un antiguo estudiante activista, se hizo famoso por liderar la organización de una visita no autorizada a Corea del Norte, en 1989, de Lim Soo-kyung, una estudiante activista compañera suya. A los surcoreanos no se les permite visitar Corea del Norte a no ser que reciban permiso del Gobierno. Lim visitó Pyongyang para representar al Sur en un festival de estudiantes celebrado en el Norte.

jisooaw@yna.co.kr

(FIN)