2018/07/11 15:06 KST

Article View Option

Corea del Sur reitera que las trabajadoras norcoreanas del restaurante desertaron voluntariamente

El portavoz del Ministerio de Unificación, Baik Tae-hyun (foto de archivo)
El portavoz del Ministerio de Unificación, Baik Tae-hyun (foto de archivo)

Seúl, 11 de julio (Yonhap) -- Corea del Sur ha reiterado este miércoles que no hubo coerción en el proceso de deserción de las trabajadoras norcoreanas de un restaurante en 2016.

El relator especial de las Naciones Unidas sobre la situación de los derechos humanos en Corea del Norte, Tomás Ojea Quintana, urgió el martes a realizar una investigación sobre las acusaciones de que algunas llegaron al país sin saberlo.

"Tengo entendido que las trabajadoras llegaron al Sur por su libre voluntad", dijo a los reporteros el portavoz del Ministerio de Unificación, Baik Tae-hyun, durante una sesión informativa regular. "No tengo más que decir al respecto", apuntó.

El portavoz rechazó entrar en detalles, diciendo que hay un límite en compartir información relevante, ya que dichas mujeres se muestran reticentes a desvelar los detalles, debido a las preocupaciones de que la seguridad de sus familias en el Norte pueda ponerse en peligro.

En abril del 2016 doce trabajadoras norcoreanas que trabajaban en un restaurante en China desertaron al Sur. Seúl ha afirmado que todas ellas vinieron al país de manera voluntaria, pero Pyongyang ha demandado su regreso, diciendo que fueron secuestradas por la inteligencia surcoreana.

La controversia estalló de nuevo en mayo, cuando una emisora local de televisión por cable emitió una entrevista con el encargado del restaurante, quien trajo a las trabajadoras al Sur, en la que dijo que las engañó para desertar y que la agencia de espionaje surcoreana estuvo involucrada en el proceso.

La fiscalía está realizando actualmente una investigación sobre las acusaciones.

Quintana dijo, el martes, a los reporteros en Seúl, que algunas de las trabajadoras norcoreanas podrían desconocer que venían al Sur, pidiendo una investigación "exhaustiva" e "independiente.

Las conclusiones de Quintana estuvieron basadas en sus reuniones con algunas de las desertoras durante su viaje de una semana a Seúl.

Señaló que está claro que hubo algunas deficiencias respecto a cómo fueron traídas a Corea del Sur y, añadió, que, de la información que recibió de algunas de ellas, fueron traídas a Corea del Sur sin saber que venían aquí.

jisooaw@yna.co.kr

(FIN)