2018/07/12 19:49 KST

Article View Option

(3ª AMPLIACIÓN)- Moon dice que los diálogos de desnuclearización entre Pyongyang y Washington están bien encaminados

Singapur, 12 de julio (Yonhap) -- Los diálogos para poner fin a las ambiciones nucleares de Corea del Norte están bien encaminados a pesar de las posibles dificultades en el camino, ha dicho este jueves el presidente surcoreano, Moon Jae-in, según su jefe secretario presidencial de prensa, Yoon Young-chan.

"Las negociaciones entre Corea del Norte y Estados Unidos están ahora en el camino correcto", dijo Moon según Yoon, añadiendo que nadie puede estar seguro de un resultado positivo todavía, pero prediciendo cuidadosamente que las negociaciones entre el Norte y EE. UU. podrían producir suficiente éxito si Corea del Norte implementa su desnuclearización completa y la comunidad internacional se une a sus esfuerzos para garantizar la seguridad del Norte.

Las declaraciones se hicieron en la reunión de Moon con su homóloga singapurense, Halimah Yacob, y en una cumbre con el primer ministro del país, Lee Hsien Loong, que tuvo lugar en Singapur.

El presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in (izda.), y el primer ministro de Singapur, Lee Hsien Loong, se dan la mano después de una conferencia de prensa conjunta para anunciar el resultado de su cumbre bilateral, celebrada en Singapur el 12 de julio de 2018.
El presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in (izda.), y el primer ministro de Singapur, Lee Hsien Loong, se dan la mano después de una conferencia de prensa conjunta para anunciar el resultado de su cumbre bilateral, celebrada en Singapur el 12 de julio de 2018.

Tales comentarios se producen en medio de un posible distanciamiento entre Pyongyang y Washington sobre cómo avanzar con el proceso de desnuclearización, que se hizo más evidente después del último viaje del secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, al país comunista que marcó el inicio del diálogo de desnuclearización de alto nivel.

Tras reunirse en Tokio con sus homólogos de Corea del Sur y Japón después de su viaje a Corea del Norte, Pompeo dijo que el proceso de desnuclearización comenzó a avanzar.

Corea del Norte, por otro lado, acusó a EE. UU. de hacer demandas "gansteriles" para su desnuclearización incondicional y completa en un comunicado emitido inmediatamente después de la partida de Pompeo.

Moon dijo que la declaración de Corea del Norte era solo el tipo de queja que se ve a menudo en las negociaciones.

Corea del Norte criticó a EE. UU. en una declaración emitida por su Ministerio de Asuntos Exteriores, pero lo que la declaración contiene es una queja sobre que el Norte, de manera sincera, está tomando medidas prácticas y que EE. UU. no está tomando las medidas correspondientes, dijo Moon según Yoon.

El presidente Moon señaló que las negociaciones pueden llevar tiempo e incluso enfrentar muchas dificultades.

Hay puntos de vista mixtos, dijo Moon señalando que, sin embargo, cree que las dos partes han entrado en un proceso normal y que han comenzando unas negociaciones prácticas a nivel de trabajo, según lo citó Yoon.

El líder surcoreano también insistió en que ahora tenían más posibilidades que nunca de librar a Corea del Norte de su ambición nuclear.

Ha habido preguntas sobre si la desnuclearización de la que Corea del Norte ha estado hablando era la misma que la desnuclearización de la que Estados Unidos y Corea del Sur han estado hablando, dijo Moon, añadiendo que la visita del secretario Pompeo al Norte ha confirmado que no hay diferencias entre los dos sobre el concepto de desnuclearización.

Otro punto importante es que lo que Corea del Norte está exigiendo a EE. UU. no es la eliminación de sanciones o compensaciones económicas como en el pasado, sino la finalización de su relación hostil y el establecimiento de la confianza, dijo Moon, aparentemente insinuando que el éxito de la las conversaciones de desnuclearización podría ser mucho más que probable.

El presidente surcoreano, Moon Jae-in (izda.), se reúne con su homóloga singapurense, Halimah Yacob, el 12 de julio de 2018, en la oficina presidencial de Istana, en Singapur. Moon llegó al país del Sudeste Asiático el día anterior para realizar una visita de Estado de tres días, tras la efectuada a la India.
El presidente surcoreano, Moon Jae-in (izda.), se reúne con su homóloga singapurense, Halimah Yacob, el 12 de julio de 2018, en la oficina presidencial de Istana, en Singapur. Moon llegó al país del Sudeste Asiático el día anterior para realizar una visita de Estado de tres días, tras la efectuada a la India.

La presidenta Halimah dijo que Singapur y otros miembros de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN, según sus siglas en inglés) seguirán apoyando y ayudando al presidente Moon y a su país en sus esfuerzos por construir la paz, según Yoon.

Moon se encuentra actualmente en una visita de Estado de tres días a Singapur, que comenzó el miércoles.

Su viaje sigue a la histórica cumbre entre el presidente del Comité de Asuntos de Estado de Corea del Norte, Kim Jong-un, y el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, celebrada exactamente hace un mes también en Singapur.

Singapur es actualmente el presidente de la ASEAN de 10 miembros.

adrian@yna.co.kr

(FIN)