(2ª AMPLIACIÓN)- El carbón y arrabio norcoreanos son importados ilegalmente a Corea del Sur

2018/08/10 19:53 KST

Article View Option

(2ª AMPLIACIÓN)- El carbón y arrabio norcoreanos son importados ilegalmente a Corea del Sur

Roh Suk-hwan, subdirector del Servicio de Aduanas de Corea del Sur, anuncia los resultados de la investigación de la agencia sobre las importaciones de carbón norcoreano, el 10 de agosto de 2018, en su sede, en Daejeon.
Roh Suk-hwan, subdirector del Servicio de Aduanas de Corea del Sur, anuncia los resultados de la investigación de la agencia sobre las importaciones de carbón norcoreano, el 10 de agosto de 2018, en su sede, en Daejeon.

Seúl, 10 de agosto (Yonhap) -- Tres empresas surcoreanas han importado carbón norcoreano de Rusia falsificando los documentos aduaneros, en una aparente violación de una resolución de sanciones de la ONU, anunciaron las autoridades surcoreanas este viernes.

Los hallazgos constituyen una carga diplomática para el Gobierno surcoreano, en medio de los esfuerzos liderados por EE. UU. para mantener la unidad internacional en la aplicación de las sanciones a la nación comunista hasta su total desnuclearización

El Servicio de Aduanas de Corea del Sur (KCS, según sus siglas en inglés) dijo que tres firmas surcoreanas importaron a Corea del Sur 35.038 toneladas de carbón y arrabio norcoreanos, valorados en un total de 6.600 millones de wones (5,86 millones de dólares), en siete ocasiones entre abril y octubre del año pasado.

Se desveló que las tres entidades transbordaron los recursos en un puerto ruso y falsificaron los documentos sobre el país de origen o el tipo de material, para transportarlo a Corea del Sur, dijo la agencia.

El carbón era una especie de comisión por el papel de las empresas en ayudar a exportar productos de Corea del Norte a otros países a través de Rusia, en medio de la amplia red de sanciones vigentes contra Pyongyang, dijo el KCS.

El arrabio, obtenido a cambio de vender carbón ruso a Corea del Norte, fue introducido en Corea del Sur a través de una empresa de portafolio en Hong Kong, agregó.

Eso significa que los importadores sabían que los materiales se originaron en Corea del Norte.

Sin embargo, la oficina de aduanas dijo que no encontró evidencias de que los bancos locales, que les emitieron cartas de crédito, estuvieran al tanto de tal comercio ilícito.

El KCS ha decidido solicitar a los fiscales estatales que adopten medidas relacionadas con la ley aduanera contra las tres firmas y sus representantes, todos los cuales fueron acusados anteriormente por infringir otras leyes nacionales.

Los funcionarios del KCS dijeron que tardaron varios meses en completar su investigación de los casos, ya que los sospechosos se negaron a cooperar.

Las entidades surcoreanas podrían enfrentarse también a sanciones estadounidenses en el denominado boicot secundario.

El legislador estadounidense Ted Poe, quien preside el Subcomité sobre Terrorismo, No-Proliferación y Comercio en la Cámara de Representantes, dijo, en una entrevista con los medios de comunicación, que se deben imponer sanciones de terceros a las compañías surcoreanas, así como a algunas firmas rusas y chinas, si han violado las resoluciones de la ONU.

Los incidentes podrían dañar la imagen internacional de Corea del Sur en el régimen de sanciones contra Corea del Norte, en medio de una creciente preocupación sobre las lagunas en la aplicación.

Según los observadores, el Gobierno necesita urgentemente crear formas efectivas para prevenir la repetición de tal caso. Aparentemente es bastante difícil distinguir la diferencia entre el carbón norcoreano y el ruso solo con el análisis de las sustancias.

El Gobierno ha declarado que está decidido a mantener las sanciones sobre el Norte a menos que se asegure de su desnuclearización.

Al parecer, el viceministro de Asuntos Exteriores, Cho Hyun, dijo, hablando a comienzos de esta semana con Kim Sung-tae, jefe parlamentario del principal partido opositor, el Partido de Libertad Surcoreana, que es poco probable que Estados Unidos busque sanciones secundarias contra Corea del Sur.

Más tarde, su ministerio señaló que Estados Unidos generalmente impone sus propias sanciones contra los infractores de las resoluciones de la ONU en caso de que infrinjan las normas de manera sistemática o que sus Gobiernos sean negligentes en cuanto a las medidas punitivas.

Cuando se le preguntó sobre el tema en una conferencia de prensa en Washington D.C., la portavoz del Departamento de Estado, Heather Nauert, también hizo hincapié en que Corea del Sur es un aliado y socio desde hace mucho tiempo y añadió que su Gobierno coordinará estrechamente con el surcoreano.

Mientras tanto, según fuentes, el KCS dijo que cuatro de los siete cargueros utilizados para las actividades prohibidas desde agosto del año pasado, incluido un barco con pabellón de Belice, el Jin Long, serán reportados al comité de sanciones del Consejo de Seguridad de la ONU (CSNU).

Los tres barcos restantes involucrados en las exportaciones de Corea del Norte, antes de agosto, probablemente serán castigados de acuerdo con las sanciones surcoreanas del 24 de mayo contra el Norte, agregaron.

Los precios del carbón norcoreano cayeron en picado con la adopción de la Resolución 2371 del CSNU, en agosto de 2017, por el lanzamiento de prueba de un misil balístico intercontinental por parte de Pyongyang.

La resolución prohíbe al Norte exportar carbón, mineral ferruginoso y otros recursos minerales. Las sanciones de las Naciones Unidas requieren que los países capturen e investiguen los buques sospechosos de entablar actividades prohibidas con Corea del Norte.

Algunas fuentes de inteligencia occidentales dijeron que Rusia ha servido como un centro neurálgico de blanqueo de dinero para las exportaciones ilegales de carbón norcoreano.

elena@yna.co.kr

(FIN)