2018/10/11 16:44 KST

Article View Option

El ministro de Unificación dice que Seúl no está considerando levantar las sanciones contra Corea del Norte

El ministro de Unificación, Cho Myoung-gyon, asiste a una auditoría gubernamental, celebrada el 11 de octubre de 2018, en el Parlamento, en Seúl.
El ministro de Unificación, Cho Myoung-gyon, asiste a una auditoría gubernamental, celebrada el 11 de octubre de 2018, en el Parlamento, en Seúl.

Seúl, 11 de octubre (Yonhap) -- Corea del Sur no está considerando levantar sus sanciones unilaterales contra Corea del Norte, impuestas tras el ataque mortal del Norte contra el buque de guerra surcoreano Cheonan, en el año 2010, dijo, este jueves, el ministro de Unificación, Cho Myoung-gyon.

Durante una auditoría gubernamental, Cho dijo a los legisladores que no se ha estado realizando ningún análisis detallado al respecto, aunque, a fin de buscar los intercambios y la cooperación entre ambas Coreas y, en medio de sus relaciones mejoradas, se han estado tomando medidas de manera flexible.

Su comentario tuvo lugar un día después de que la ministra de Asuntos Exteriores surcoreana, Kang Kyung-wha, dijera que el Gobierno estaba estudiando la posibilidad de levantar las sanciones impuestas contra el Norte en 2010.

Con posterioridad, en medio de las críticas de los legisladores, la canciller se retractó prácticamente, diciendo que no ha habido ningún análisis intergubernamental sobre el asunto.

Algunos la urgieron a que demandara primero una disculpa del Norte por el ataque, que acabó con la vida de 46 marineros surcoreanos. Corea del Norte ha negado hasta la fecha su implicación en el hundimiento.

En respuesta a la pregunta de qué pasos deberían tomarse antes de que pueda considerarse el levantamiento de las sanciones, Cho dijo que debería haber medidas relevantes vinculadas al incidente del buque de guerra Cheonan, que había causado la imposición de las sanciones unilaterales.

Las sanciones en cuestión prohíben, virtualmente, todos los intercambios entre las dos Coreas, excepto la ayuda humanitaria; sin embargo, los expertos dicen que mantenerlas podría no tener un impacto práctico, ya que muchas de ellas se superponen con las sanciones internacionales.

Corea del Sur se ha mostrado deseosa de ampliar los intercambios y cooperación transfronterizos con el Norte, en medio del creciente sentimiento de reconciliación en la península. Se considera que las sanciones son un gran impedimento para buscar la cooperación económica con Pyongyang.

EE. UU., por su parte, se mantiene firme en que no se aliviarán las sanciones hasta que Corea del Norte abandone completamente su programa de armas nucleares, y su presidente, Donald Trump, ha llegado incluso a decir que Corea del Sur no puede levantar las sanciones sin la aprobación de Washington.

El ministro Cho dijo que se están llevando a cabo conversaciones con Corea del Norte para organizar visitas a instalaciones económicas, como parte de los preparativos para una cooperación transfronteriza en toda regla en el futuro; sin embargo, no entró en detalles sobre la fecha o la forma en que se organizarán tales visitas.

En cuanto al tema de la desnuclearización, Cho expresó su optimismo en que haya "progresos" cuando el presidente del Comité de Asuntos de Estado norcoreano, Kim Jong-un, se reúna de nuevo con Trump. Con anterioridad ambos acordaron celebrar una segunda cumbre "lo más pronto posible".

Cho añadió sobre la cumbre que se están preparando para cualquier posible caso que pueda darse, a fin de mantener en marcha las relaciones, intercambios y cooperación intercoreanos.

Asimismo, dijo que se espera que el Norte realice sus preparativos para la segunda cumbre con EE. UU. teniendo en cuenta lo que la comunidad internacional demanda y espera. También dijo que espera que Corea del Norte se muestre, esta vez, más deseosa de cooperar con la comunidad internacional, diciendo que la actitud del Norte parece haber cambiado.

En el pasado, el objetivo norcoreano era la autosuficiencia, recalcó, pero, en la actualidad, está enfatizando su apertura mundial, lo que supone un gran cambio. En este sentido, el ministro dijo que lo que se puede obtener de la Declaración de Pyongyang y de los eventos conjuntos del 4 de octubre es que el Norte parece estar procediendo a cooperar con la comunidad internacional.

Agregó que pudo sentir el cambio en la actitud norcoreana cuando visitó Corea del Norte en septiembre, para la realización de una cumbre intercoreana y la celebración conjunta del aniversario de la cumbre intercoreana del año 2007.

elena@yna.co.kr

(FIN)