SNS Share
Article View Option

2017/03/12 13:48 KST

LG vende más de 30.000 unidades de su nuevo teléfono G6 en Corea del Sur en solo dos días

Seúl, 12 de marzo (Yonhap) -- El segundo fabricante de teléfonos móviles del país, LG Electronics Inc., ha dicho, este domingo, que ha vendido en el país más de 30.000 unidades de su último teléfono inteligente de gama alta, el G6, desde su debut hace dos días, lo que augura unas ventas mejores de lo esperado en el futuro.

El G6 hizo su debut en el mercado surcoreano el viernes pasado, con la esperanza de revivir el poco rentable negocio de teléfonos inteligentes de LG.

El aparato, que cuenta con una pantalla de 5,7 pulgadas de 2.800 x 1.440 píxeles y lentes de cámara de gran angular en la parte delantera y trasera, fue desvelado en febrero en el Congreso Mundial de Telefonía Móvil (MWC, según sus siglas en inglés), celebrado en la ciudad española de Barcelona.

Su popularidad ha crecido desde entonces, como denota la preventa de más de 80.000 unidades realizada del 2-9 de este mes.

El lanzamiento del G6 se produce en un momento en el que el principal rival local de LG, Samsung Electronics Co., todavía se está recuperando de la retirada mundial y descatalogación de su tabléfono Galaxy Note7. El fabricante de teléfonos inteligentes número uno del mundo tuvo que suspender las ventas del tabléfono a finales de octubre debido a problemas de seguridad.

La atención se centra ahora en si LG será capaz de sacar ventaja del problema de Samsung el mercado de teléfonos inteligentes de gama alta.

Está previsto que LG comience pronto la venta del G6 en todo el mundo. El aparato se vende actualmente en Corea del Sur a un precio de 899.800 wones (775,80 dólares).

La firma tecnológica ha estado sufriendo crecientes pérdidas debido al fracaso de sus productos emblemáticos en atraer a los consumidores por la severa competencia de las marcas chinas. Durante el cuarto trimestre del año pasado, la división de negocios de teléfonos inteligentes de LG reportó unas pérdidas de explotación de 467.000 millones de wones (404,2 millones de dólares), con unas ventas de 2,9 billones de wones (2.500 millones de dólares), lo que supone una caída de un 21 por ciento interanual.

elena@yna.co.kr

(FIN)