2018/01/19 17:13 KST

Article View Option

Los fiscales investigan el escándalo de la ralentización de los iPhones

Seúl, 19 de enero (Yonhap) -- Los fiscales han anunciado, este viernes, que han iniciado una investigación sobre las crecientes sospechas de la ralentización de los modelos viejos de iPhones, que los consumidores del mundo acusan a Apple Inc. de causarla a propósito para hacer que los usuarios compren una nueva versión.

La Oficina de la Fiscalía del Distrito Central del Seúl dijo que ha asignado oficialmente el caso a la unidad de crímenes relacionados con la propiedad intelectual.

El inicio de la investigación tiene lugar un día después de que el grupo cilvil, con sede en Seúl, Ciudadanos Unidos para la Soberanía del Consumidor (CUCS, según sus siglas en inglés) presentara una demanda ante los fiscales contra el director ejecutivo de Apple, Tim Cook, y el jefe de Apple Korea, Daniel Dicicco.

CUCS dijo que el deterioro deliberado de los modelos más viejos de iPhones a través de actualizaciones del software es un fraude para estimular las ventas de nuevos modelos. Asimismo, reclamó que el fabricante de teléfonos inteligentes de EE. UU. debería ser acusado de fraude, daño a la propiedad y obstrucción de la actividad empresarial por dispositivos digitales.

El grupo defensor del consumidor también presentó, la semana pasada, una demanda de compensación contra Apple y sus sedes locales, buscando una indemnización de 2,2 millones de wones (2.000 dólares) por demandante.

Apple admitió, el 20 de diciembre, que sus actualizaciones del software operativo desaceleraron los iPhones 6, 6S y SE, para prevenir que los teléfonos inteligentes se apagaran bruscamente. El 28 de diciembre la firma negó que la medida, no desvelada a los usuarios de iPhones, fuera motivada para inducir a los usuarios a cambiarse a modelos más nuevos.

jisooaw@yna.co.kr

(FIN)