2018/09/05 14:28 KST

Article View Option

Corea del Sur queda por detrás de EE. UU. y China en términos de inteligencia artificial

Seúl, 5 de septiembre (Yonhap) -- El investigador empresarial McKinsey Global Institute ha dicho, este miércoles, que Corea del Sur cuenta con una "potencia comparativamente fuerte" en términos de preparación para las tecnologías de inteligencia artificial (IA), pese a que está aún por detrás de Estados Unidos y China.

Según el informe desvelado por McKinsey, se considera que Corea del Sur pertenece al segundo grado en términos de preparación para las tecnologías de inteligencia artificial, junto con Canadá, Francia y Suecia. El estudio fue realizado en 41 países. EE. UU. y China, por otro lado, fueron agrupados como "líderes activos mundiales".

"Estos dos países están encabezando actualmente la carrera para suministrar IA, y cuentan con puntos fuertes únicos que los separan de todos los demás", dijo el informe.

Juntos, son responsables de la gran mayoría de actividades de investigación relacionadas con la IA, añadió, diciendo que están muy por delante de otros países respecto a patentes, publicaciones y menciones relacionadas con la inteligencia artificial.

McKinsey también subrayó que EE. UU. y China representan un 66 y 17 por ciento, respectivamente, de la inversión externa en el segmento para 2016, y que China está haciendo progresos para expandir su presencia.

El instituto de investigación dijo, además, que la brecha entre los países en términos de desarrollo de IA podría ampliarse en el futuro, y que, según su simulación, las economías con mayor preparación para beneficiarse de la IA podrían alcanzar niveles de absorción de alrededor de 11 puntos porcentuales más que los adoptadores lentos para el año 2023, y que tal brecha parece ampliarse unos 23 puntos porcentuales para 2030.

Añadió que esto indica que, como la brecha digital, podría emergir una fractura de inteligencia artificial entre países avanzados y en vías de desarrollo.

En términos del mercado laboral, McKinsey dijo que el porcentaje de trabajos que requieren bajas habilidades digitales podría caer hasta un 30 por ciento en 2030, frente al 40 por ciento actual, tras el desarrollo de las tecnologías de inteligencia artificial. Por el contrario, aquellos trabajos que requieren mayores capacidades podrían ascender del 40 al 50 por ciento.

jisooaw@yna.co.kr

(FIN)