Yonhap News Agency Go to Contents Go to Navigation

El equipo surcoreano de fútbol regresa a casa tras su participación en el Mundial de Rusia 2018

송고시간 2018/06/29 18:35

기사 본문 인쇄 및 글자 확대/축소

Los miembros del equipo nacional masculino de fútbol de Corea del Sur posan, el 29 de junio de 2018, para unas fotos en una ceremonia en el Aeropuerto Internacional de Incheon tras regresar de la Copa del Mundo de la FIFA, en Rusia.
Los miembros del equipo nacional masculino de fútbol de Corea del Sur posan, el 29 de junio de 2018, para unas fotos en una ceremonia en el Aeropuerto Internacional de Incheon tras regresar de la Copa del Mundo de la FIFA, en Rusia.

Incheon, 29 de junio (Yonhap) -- El equipo surcoreano de fútbol para la Copa del Mundo de la FIFA ha regresado a casa, este viernes, recibiendo una cálida bienvenida dado que sus dos primeras derrotas fueron olvidadas después de una sorprendente victoria contra Alemania.

Corea del Sur conmocionó al mundo del fútbol al ganar al número uno de la clasificación mundial y vigente campeón de la Copa del Mundo por 2 a 0 el miércoles, cerrando así su participación en el Grupo F del Mundial de Rusia 2018. Aunque los llamados "Guerreros Taeguk" no lograron clasificarse para los octavos de final, fueron ampliamente elogiados por el valiente esfuerzo realizado para lograr derrotar a los gigantes europeos. Los dos goles surcoreanos llegaron en el tiempo de descuento de la segunda mitad.

Gracias a una de sus mayores victorias en una Copa del Mundo, Corea del Sur terminó tercera en el grupo con tres puntos, por detrás de Suecia y México. Alemania también tuvo tres puntos, pero perdió la clasificación ante Corea del Sur en el desempate por diferencia de goles.

El improbable triunfo ayudó a cambiar el rumbo de la opinión pública sobre Corea del Sur, que había sido duramente criticada por una base de admiradores veleidosos y exigentes después de perder ante Suecia y México.

La recepción que recibió el equipo de este año en el Aeropuerto Internacional de Incheon contrastó con la recibida por el equipo de la Copa Mundial 2014 a su regreso. En el Mundial de Brasil hace cuatro años, Corea del Sur logró un empate y dos derrotas, y los aficionados recibieron al entonces entrenador Hong Myung-bo y a sus jugadores lazando caramelos -un insulto en la cultura coreana- e insultos.

Pero en este día, los caramelos fueron reemplazados por flores y los insultos por elogios y gritos de apoyo de unos cientos de aficionados.

Todavía había algunos seguidores descontentos que lanzaron huevos y almohadas en forma de caramelo en dirección a los jugadores antes del comienzo de la ceremonia de bienvenida. Pero fueron fácilmente superados en número por los partidarios del equipo, que gritaron a los aficionados frustrados que dejaran de arrojar objetos.

El entrenador de fútbol de Corea del Sur, Shin Tae-yong, se dirige a los aficionados reunidos en el Aeropuerto Internacional de Incheon después de regresar de la Copa Mundial de la FIFA en Rusia, el 29 de junio de 2018.
El entrenador de fútbol de Corea del Sur, Shin Tae-yong, se dirige a los aficionados reunidos en el Aeropuerto Internacional de Incheon después de regresar de la Copa Mundial de la FIFA en Rusia, el 29 de junio de 2018.

El entrenador, Shin Tae-yong, dio las gracias a la multitud reunida en el aeropuerto diciendo que su apoyo ayudó a su equipo a superar los altibajos de la Copa del Mundo.

De la lista de 23 hombres, todos menos el capitán, Ki Sung-yueng, llegaron a casa. Ki voló a Inglaterra por "razones personales", según la Asociación Surcoreana de Fútbol (KFA, según sus siglas en inglés).

Ki no jugó en el partido contra Alemania debido a una lesión, y el delantero Son Heung-min lució el brazalete de capitán en su lugar. Son se lamentó ante los aficionados por no pasar de la fase de grupos, pero dijo que la victoria sobre Alemania les dio esperanzas y seguirán trabajando duro.

adrian@yna.co.kr

(FIN)